Volver Intervención Coreográfica Museo Casa Carlos Gardel

Volver Intervención Coreográfica Museo Casa Carlos Gardel

En el inmueble de la calle Jean Jaurés 735, vivió Carlos Gardel entre 1927 y 1935.
Compuso allí buena parte de su obra. Una de las habitaciones fue transformada por él en una sala de ensayo donde preparó algunas de las canciones que luego se convirtieron en éxitos mundiales. Esta casa es uno de esos entrañables rincones donde la memoria guarda un lugar para siempre. Sus paredes susurran el eco de antiguas melodías, mientras los fantasmas recorren bailando las altas escaleras...  Nuestro trabajo se instala allí, donde la memoria insiste por dar forma a los recuerdos. …

 Volver, siempre se vuelve....

Estreno: Viernes 5 de julio 21:30 hs
Funciones: Todos los Viernes de Julio y Agosto 21:30 hs
Museo Casa Carlos Gardel   Jean Jaurés 735  Ciudad de Buenos Aires
Sólo con reservas - Capacidad limitada Bono contribución $ 70
Informes y reservas: comunicarte.dif@gmail.com 156-610-8989
Contacto: Eva Ilaria
Sitio Web: www.volvermuseocarlosgardel.blogspot.com.ar


Hay algo único  que existe en los lugares, impregnados del perfume de sus habitantes…
Las paredes hablan, susurran. Lo  hacen a través de la presencia de quienes las transitaron. Y forjaron entre ellas sus sueños. Rincones donde  la memoria guarda un lugar para siempre. De aquello y aquellos a quienes amamos. El Museo que fuera la casa de Carlos Gardel,  abre sus puertas a la danza: los bailarines invitan a recorrer el mundo contenido entre estos muros.
 Volver, un lugar donde la memoria insiste por dar forma a los recuerdos.

LA OBRA
VOLVER consiste en la realización de un recorrido performático por el Museo Casa Carlos Gardel y por la historia de la cultura popular argentina: música, danza y cine en su aspecto sonoro.
Invitamos a recorrer este espacio guiados por un elenco de artistas que nos abrirán las puertas para ingresar a este legendario mundo contenido entre estos muros, donde si aguzamos un poco el oído aun podremos escuchar en un murmullo, la voz del eterno Gardel.
Más allá de las discusiones acerca de la nacionalidad tantas veces disputada, Gardel es de quien lo escucha. Su voz forma parte de los archivos Memoria del Mundo y ha sido declarada, en el año 2003, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Creemos siempre oportuno el homenaje a quien fuese parte fundacional de la música y el patrimonio cultural argentino, enmarcado en este caso en el más embrionario universo Gardeliano.
Nuestro trabajo propone la puesta en valor de bienes intangibles y poderosos como la música, la danza, la voz. Es por ello que pensamos en la calidez del espacio del Museo Carlos Gardel, que además de ser uno de los ámbitos que mantiene viva su legendaria presencia, fue la casa en la que vivió con su madre, podríamos decir, lugar de su primer amor….
A través de la danza y la música, VOLVER es otra forma de ingresar a este mítico mundo que forma parte del imaginario popular.
Prever una asociación con el espacio Museo Casa Carlos Gardel es generar un polo escénico-estético donde se despliegue este universo de dramaturgia propia, que resulta una puesta en valor del propio espacio a través de la intervención coreográfica.
Volver, Intervención coreográfica del Museo Casa Carlos Gardel forma parte de un proyecto que llevamos adelante de intervenciones artísticas y puesta en valor de espacios históricos insertados en el corazón de la cultura popular porteña 



LA PERFORMANCE

                        Se propone como una visita guiada por el espacio, íntimamente relacionado a momentos de la vida cotidiana del artista, recreados a través de la danza, utilizando las obras menos conocidas tal vez, del amplísimo repertorio Gardeliano.
Asimismo, mediante el trabajo de edición sonora, traeremos a la memoria grabaciones históricas de la voz de Gardel, que a la vez servirán como música-partitura para algunas coreografías.
La obra incorpora recursos tales como la utilización de una muñeca réplica de un original de los años 1930 que jugará en tándem con la voz de Carlitos, interpretando personajes de algunos de sus films. Trabajaremos además sobre trasposición de géneros proponiendo un ida y vuelta del cine a la danza: fragmentos de películas, audio en off de históricos momentos del cine nacional que serán utilizados coreográficamente.
La trama se irá construyendo a partir del relato que la música y la danza crean.
A lo largo del recorrido, el público será invitado a transitar e involucrarse en el espacio de la mano de un elenco de artistas que abrirán las puertas para ingresar a este legendario mundo, de paredes impregnadas de recuerdos de Gardel

FICHA TECNICA

Bailarines
Andrea Manso Hoffman - Patricia Herrera - Sonia Nocera - Daniela Barría - Florencia Garesio
 Julián Gutiérrez - Juan Manuel Martínez - Nicolás Baroni - Julián Vilardo

Manipulación de Mona M.  Mariana Kohen
 Realización de Muñeca: Marcela Alonso y Adriana Flaiban
Realización de Peluca y peinado: Jackie Ferreira
Vestuario: Bacana Tango
Gráfica: Paloma Pollan
Fotos: Angie González
Iluminación: Eduardo Bueno
Sonido: Darío Benbassat
Video: Gabriel Cardenal Orlich – Meme Flores
Colaboración Producción: Verónica Coronel
Prensa: ComunicArte
Diseño de espacios: Cristina Rodrigues Pereira
Asistencia de dirección y producción: Carina Mele
Dirección: Andrea Castelli
Duración de la obra: 45 minutos

Al tratarse de un recorrido, no está recomendada para personas con dificultades para trasladarse o que necesiten estar sentados.

LA MODALIDAD DE INTERVENCION COREOGRAFICA

El  trabajo se propone integrar, a través de la intervención del espacio, dos artes que se oponen en sus materialidades: la danza, efímera y volátil, y la arquitectura con su impronta de solidez y eternidad. Esto conlleva a la  indagación de las posibilidades que el espacio brinda, en su particularidad, a la creación coreográfica. El estudio del espacio y el cruce entre  el espíritu volátil de la danza con la solidez y permanencia arquitectónica del espacio plantea varios desafíos:
Espacios muy reducidos que demandan una economía en los desplazamientos e implican compartir el espacio escénico propiamente dicho con el espectador.
Modificación de  la situación del espectador pasivo proponiéndole tomar parte activa en el recorrido visual y corporal, agregando el cuerpo del espectador como un volumen mas en el espacio escénico
La relación directa entre bailarines – performers por cercanía con los objetos, los espectadores y la situación de enunciación.
Este proyecto  comenzó con  Fabulandia presentada  en el espacio Querida Elena, una casona emplazada en el barrio de La Boca, de principios del siglo pasado. Un mundo de seres danzantes bailaron esa casa, medio vieja, medio nueva, un poco habitada y otro poco reino de sombras, como el sótano, al que los bailarines inundaron de luz y baile, la alegría del baile que iluminó el recorrido.
Luego  el espacio elegido fue la Botica del Ángel creado por Eduardo Bergara Leumann.
El desafío es desentrañarle su espacio estético y su inmersión concreta en un tiempo histórico a cada lugar elegido interrelacionándolo con la danza para generar una forma dramática, un  lenguaje poético. En la Botica del Ángel, la complejidad de la tarea fue competir visualmente con la profusión de obras y objetos de arte que allí existen. La decisión fue entonces apostar al movimiento. A potenciar llevando a un clímax expresivo cada gesto de cada bailarín, sin caer en el desborde formal de lo coreográfico en términos de composición. A entretejer la danza con las columnas, fundir las escaleras con los bailarines que las bailaban, hacer de las volutas de un decorado la continuación de una secuencia de baile. Y por allí transitó la tarea.
En el año 2012 el escenario fue el Museo Evita, en esa oportunidad sumándole al trabajo de intervenir el maravilloso espacio arquitectónico el desafío de trabajar con la fuerte impronta de la imagen que una figura como la de Eva  Perón tiene ganada en el corazón del pueblo.
Ese mismo año participamos también en la Noche de los Museos en la ciudad de La Plata realizando otra intervención coreográfica: en la casa Curutchet, paradigmático espacio diseñado por el gran arquitecto Le Corbusier.


Andrea Castelli 
Directora, coreógrafa, productora
                                                                                                                                                                     Nació en la ciudad de La Plata  donde  comenzó su formación artística. Es coreógrafa y bailarina de tango. Se ha formado en danzas,  puesta en escena y dirección. Trabaja fusionando elementos de la danza y el teatro. Sus producciones están orientadas a la investigación de los bailes populares llevados a la escena, en especial el tango. 
Dirige el Laboratorio Coreográfico de la Comedia de la Provincia de Bs As.
Es titular de la cátedra Composición coreográfica II de la Tecnicatura de Tango de la Escuela Provincial de Danzas de La Plata.
  Ha trabajado  como docente en distintos espacios tradicionales de Buenos Aires, dirigiendo la Academia de Baile de Piazzolla Tango y en el exterior en Francia, Italia, España, Suiza, Suecia, Estados Unidos.
Entre sus trabajos como directora y coreógrafa se incluyen: Al Bataclán, Tangos Capitales, Noche Eterna, Oscura Buenos Aires, Ecos y premoniciones, Fabulandia, Tove`s Tango (Dinamarca- Suecia) Fabulandia en la Botica del Ángel, Eva, un recorrido y Modulor en la Casa diseñada por Le Corbusier.
Ha recibido en varias oportunidades  el apoyo  para la Creación Artística que otorga el Fondo Nacional de las Artes y auspicios de  la Secretaría de Cultura de la Nación y del Instituto ProDanza entre otros. Es jurado en el Campeonato Mundial de Tango desde su creación.  

EL MUSEO
Buenos Aires, la "reina del Plata", es una ciudad habitada por el tango. El ritmo y la música de la ciudad ya habían alcanzado  fama internacional hacia 1920. Responsable de gran parte de ese éxito fue Carlos Gardel, el "zorzal criollo", que con su voz privilegiada llevó el tango por el mundo. Había nacido en Francia pero se crió en Buenos Aires, en la zona del Abasto, el mercado proveedor de la ciudad construido en 1890  en la zona de Once, más precisamente en el barrio de Balvanera.
El mercado transformó el lugar, con la presencia de peones, fondas, hospedajes que le dieron un tono orillero, terreno fértil para el tango y la milonga. Años antes de la refacción del mismo, en 1927, Gardel compró una casa en la que vivió con su madre.
Refaccionada y convertida desde 2003 en museo, esta típica construcción de principios de siglo muestra enmarcados en el universo del cantante, documentos y objetos que forman parte del imaginario porteño.
Gardel, el tango  y su museo han marcado con su impronta el barrio. La estación de subte y un pasaje con su nombre, restaurantes y lugares de baile, murales y fachadas fileteadas mantienen viva su legendaria presencia. 

Argentino, uruguayo, francés? Gardel es de quien lo escucha. Su  voz ha sido declarada  Patrimonio de la Humanidad, y forma parte de los archivos  Memoria del Mundo de  la UNESCO. Cuando  pareciera que los epítetos no alcanzan para calificar su voz, apelamos a la negación: Gardel, el Mudo.  Gardel es un adjetivo. Un mito, una leyenda. Al misterio de su nacimiento se le agrega el de su muerte.
--------
“pero el mito nunca muere…  Lo cual justifica el dicho popular: Gardel cada día canta mejor. Sólo puede superarse aquel que no ha muerto, el que no envejece ni se deteriora, y Gardel permanece cristalizado en las imágenes de sus películas, en las calcomanías que muestran su sonrisa  resplandeciendo entre nubes celestes y blancas. Dios es inalterable:, estuvo en el principio y estará en el final. El mito no permite suponer una Argentina sin Gardel “   Horacio Salas, El Tango 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada